Predicciones y resultados del 9-N

Según el diario El País, el 49’4% de los ciudadanos catalanes hubiera votado a favor de un Estado independiente en la consulta que fue suspendida por el Tribunal Constitucional, de acuerdo con el segundo barómetro semestral confeccionado por el Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat. La muestra mostraba que un 64,2% de los ciudadanos estaba a favor de un Estado propio –un 19,7% lo rechazaba- mientras un 49,2% era partidario de un Estado independiente (el 12,6% que no). Jordi Argelaguer, director del CEO, sostiene que una vez contemplada la abstención ese porcentaje se elevaría al 53 o 55%.

El estudio se realizó sobre un total de 2.000 personas, y reveló que la estrategia política del Partido Popular había tenido un gran impacto en el aumento del independentismo en Cataluña, ya que, a la pregunta, ¿Se siente usted independentista?, el 49,1% afirmaba que si y el 48,5% lo rechazaba. El primer apartado se desglosa en dos partes: el 28,2% dice sentirse independentista desde toda la vida y el 20,9%, que se ha vuelto en los últimos años. La principal razón que los encuestados esgrimen para ese cambio es la actitud o los comentarios del Gobierno central; la economía y los impuestos mal repartidos y porque consideran que ese cambio ayudará a mejorar.

Consulta

El sondeo recoge que un 45,3% quiere que Cataluña sea un Estado independiente y, un 22,2%, un Estado dentro de una España federal. Es decir, un 67,5% es partidario de un Estado propio. El federalismo, sin embargo, logra menos apoyos que quienes desean que Cataluña siga siendo una comunidad autónoma: un 23,4%.

Finalmente, la consulta muestra que el 80,76% de los votantes de la consulta catalana han votado sí a las dos preguntas propuestas. Por tanto, quieren que Cataluña sea un Estado y que este sea independiente. Según los últimos datos ofrecidos por la web de la Generalitat patricipa2014.cat, con el 100% de los puntos de participación contabilizados, un 10,07% de los votantes han votado sí a un Estado, pero no a su independencia de España. El no a ambas cuestiones apenas ha alcanzado un 4,54%. La participación en la consulta alternativa catalana del 9-N ha sido de 2.305.290 personas, ligeramente por encima del 33% de los llamados a votar.

Resultados

En conclusión, podemos deducir que los estudios y sondeos previos a la consulta oficial del 9-N no estuvieron muy acertados en sus estadísticas, ya que, de la población encuestada, alrededor del 50% de los encuestados estaba a favor de un estado independiente en los estudios previos, mientras que en la consulta oficial hubo un 80% de personas que votaron a favor del estado independiente. Como se puede observar hay un 30% de diferencia, y eso es mucho. Esto bien puede darse porque se trate de porcentajes sobre dos totales de personas diferentes, o a que hubo mucha gente que se lo pensó mejor y cambio de opinión en la consulta. En cualquier caso, y tal como se puede observar, el resultado no fue el esperado para el gobierno catalán.

El aquarius olvidado

En mayo del 2006, la bebida más famosa de la historia cumplía nada más y nada menos que 120 años. Casualmente, en estas mismas fechas, en la división ibérica de Coca Cola se celebraba el nacimiento de Aquarius Versión3.

Aquarius V3

El producto apareció de la noche a la mañana, fue lanzado en primicia mundial para España, después de varios estudios a los consumidores de nuestro país que se decantaron firmemente por el sabor de Cola, era una apuesta muy arriesgada y el secreto había sido guardado celosamente.
Es evidente que la nueva versión fue un fracaso, en menos de dos años fue retirado del mercado con estas palabras:

“Aquarius Versión3 se retira para dejar todo el protagonismo a la Versión1 y Versión2”

 Y la realidad es que ya había desaparecido de la mayoría de establecimientos muchos antes, hoy en día los consumidores apenas lo recuerdan.

Entonces, ¿Cuál fue la causa de que el sabor que arrasó en las pruebas a los consumidores fracasase en el mercado?

Lo más fácil sería culpar a su campaña de publicidad y a promoción, pero no fue del todo así. Coca Cola España invirtió millones de euros en colocar en horario de prime time, en las 6 cadenas nacionales más importantes, una serie de anuncios que narraban el curioso nacimiento del nuevo producto de Aquarius, además de todo tipo eventos en las ciudades más importantes de España.

Quizá los telespectadores no supieron entender el mensaje o no le dieron la importancia que requería.

La causa más señalada es que los consumidores ya tenían cubiertas sus necesidades en cuanto a los productos de cola en el mercado y la voluntad de Aquarius de atraer a todos los amantes de ese sabor creando una versión más sana fracasó, ya que, como ellos mismos afirmaron, la mayoría de sus consumidores no son deportistas.

Lo único que podemos confirmar rotundamente es que éste es un claro caso de fallo en investigación comercial.