Marketing de sangre

blog2

La revelación

El pequeño Abdel corría todo lo que podía. La polvareda que levantaba el Toyota negro, con aquellos que huían tras entregarle el sobre marrón, le provocaba un escozor insoportable para sus grandes ojos verdes, para su diminuto y escuálido cuerpo, que se camuflaba en el penacho de arena caliente que se arremolinaba a su alrededor. Giró a la izquierda por el callejón de los lavanderos. Luego, un amago y derecha. Tropezó con un socavón y cayó al suelo. El sobre marrón, sin remitente ni más señas, quedó entre un anciano tuerto y su mano rascada. Sabía lo importante que era. No se preocupó de la sangre que le corría por el dedo meñique y, ágilmente silencioso, recogió el sobre ante la más silenciosa y atenta mirada del ojo del viejo.

Subió las escaleras del hotel Nínive. Le susurró algo al oído al más alto de los que parapetaban la gran puerta de la suite. Cerró los ojos del miedo al notar el frío acero en la barbilla, ya que, al agacharse el soldado, el cañón de su kalashnikov le rozaba el cuello.

Abu Musab al-Zarkawi estaba tras la mesa, envuelto en papeles. Miró al niño diminuto. Éste se acercó al borde de la mesa. Le entregó el sobre.

-El Doctor-dijo Abdel cabizbajo.

Al-Zarkawi abrió el sobre y con un ademán indicó al niño que se marchara.

Diez minutos después, releía la frase que le hizo saltar todos los resortes: “…esta es una guerra global, mediática, no podemos seguir mostrando como cortamos las cabezas de los infieles a todo el mundo, nos hace convertirnos en monstruos delante de nuestros hermanos…

manifestación ISIS

La estrategia

Abu Musab al-Zarkawi , era, por aquel entonces, el líder de Al-Qaeda en Irak (más tarde conocido como ISIS, Daesh o Estado Islámico (EI)). En aquella carta, El Doctor (sobrenombre de  Aymán al-Zawahirí, su número 2) le instaba a detener la estrategia de “marketing” del grupo; aquellos terribles vídeos podían volverse en contra del EI, era una “mala publicidad”, que podía generar más rechazo a la causa que adhesiones.

Pero, si aquello generaba tanto impacto ¿cómo podía a ser malo? “Esto es posicionamiento”, debió pensar Abu Musab al-Zarkawi. Como decía William BernbachLa esencia del impacto es decir las cosas de la forma en que otros jamás las han dicho”. ¿Y qué desea más un grupo terrorista? Generar impacto, sembrar en el núcleo de su enemigo terror, pánico. Estar presente en la conciencia de tu enemigo. Y cuando tu enemigo es el 99% del mundo, la estrategia “publicitaria” ha de ser proporcional.

Alberto Fernández, Vicepresidente del Instituto de investigación sobre Medios de Comunicación del Oriente Medio (ex Coordinador del Centro de Comunicación Estratégica contra el Terrorismo, de EEUU, organismo creado por Barack Obama para contrarrestar el poder del EI en las redes digitales) explicaba, en una magnífica entrevista en RAC1 (para escuchar entrevista completa clicar aquí) a finales de 2015, como pudo ser, según informaciones de los servicios secretos americanos , el inicio de la locura del “marketing” sangriento del EI. Aquella carta fue el pistoletazo de salida.

Redes; los tentáculos del monstruo

El Estado Islámico produce, solo en Twitter y con 40.000/50.000 cuentas, más de 100.000 mensajes diariamente y sube más de 1.000 “producciones” (series de fotos, videos, declaraciones oficiales) al mes en distintas redes. Detrás de estas cuentas hay una masa de fervientes followers; voluntarios y seguidores del Estado Islámico que difunden su mensaje en la red, una suerte de siniestro amplificador. No son sus consumidores; son sus comerciales, el “equipo de ventas” de la organización terrorista.

De esas  40.000 o 50.000 cuentas de Twitter unas 3.000 o 4.000 son verdaderamente importantes para el Estado Islámico. Se calcula que más del 50% de las cuentas son “robots” que retwittean sistemáticamente ciertos mensajes de las cuentas más importantes. El problema: 3.000 o 4.000 cuentas son muchísimas más cuentas que aquellas que tratan de lanzar un mensaje conciliador, dialogante, pacífico y esperanzador, que contrarreste la barbarie y el lenguaje, siempre victimista, épico e idealista, del ISIS.

los-yihadistas-espanoles-descubren-telegram-y-ponen-en-aprietos-a-interior

Mucho se ha hablado también de Telegram y su uso por parte de la organización y de sus “fanboys” para comunicarse y comunicar. La red de mensajería rusa es una de las plataformas más seguras, según dicen los expertos. Tan es así que desde su blog lanzaron un curioso reto: 300.000 dólares para quién consiga hackear Telegram. Según las agencias de inteligencia de varios países, el EI usa esta red, no solo como una herramienta de marketing, sino como parte de su estrategia para el diseño de operativos, comandos y atentados ( como el ocurrido en París en Noviembre de 2015). Por todo esto, Telegram ha sufrido los envites de las autoridades para que bloquee y elimine las cuentas que hacen apología del terrorismo o se usan con tal fin, accediendo, dicen, que solo en parte (aduciendo la inviolabilidad de la privacidad de sus usuarios).

Videos; más sonrisas que muerte

Con todo, siguen siendo los videos de las ejecuciones lo que genera más impacto en su “target-enemigo”. Esta “campaña”, en la que podríamos considerar al Estado Islámico como “publicistas del horror”, está mucho más elaborada de lo que el gran público cree. Para empezar, el porcentaje de videos violentos de combates o de ejecuciones es ridículo (se calcula que el 15%) mientras que el resto son cuidadísimas producciones que muestran las bondades de la gestión de los territorios que el EI tiene controlados frente a los estragos que causan en la población sus enemigos; escuelas, supermercados llenos, niños sonrientes en un parque, calles a rebosar de gente feliz… Esta es la narrativa, el mensaje principal del EI, su concepto de “producto”: “Estamos creando un Estado que se preocupa por su gente”

mosul mercado

El EI está llenando un hueco en un territorio donde la población lleva sufriendo todo tipo de abusos, internos y externos, desde hace más de 100 años y se aprovecha de esa desesperación para poder inocular su mensaje. Pero no solo en esos pueblos castigados el EI encuentra su público; personas nacidas y educadas en sistemas democráticos y libres (con todos los peros que podamos incluir) también son parte del target del EI. Es sabido que en la mayoría de los casos (existen pequeñas excepciones) son personas con graves problemáticas sociales; falta de empleo, hijos de barrios deprimidos, fácilmente influenciables, sin perspectivas de futuro, rechazados por motivos de raza, religión, etc…

Contra-narrativa

¿Cómo pueden actuar las autoridades ante estas amenazas? Según el propio Alberto Fernández, con una contra-narrativa eficaz, con una campaña diseñada a tender puentes y no a romperlos, pero con las mismas herramientas que el EI; el uso de las redes para llegar más lejos, con campañas atractivas que puedan “atrapar” a los más jóvenes. Son necesarias soluciones negociadas y políticas para los países en conflicto (por ejemplo, resolver el drama palestino-israelí –si alguien se acuerda a estas alturas-) A su vez, es imprescindible y acuciante que las políticas sociales de los estados democráticos sean de nuevo revisadas; abandonar a los sectores de la población más vulnerables no puede producir más que miseria y desesperación. Y, ojo, que la “competencia” acecha a aquellos que se sienten desplazados y que no encuentran un sentido a la vida o son más influenciables. El “producto” del terror está a la espera. Hagamos que nuestro “producto” (el de la paz, la concordia, el respeto a las religiones y razas) sea el líder en ventas. Pero hagámoslo ya.

 

Anuncios

Un pensamiento en “Marketing de sangre

  1. Post de un nivel increíblemente alto. Tanto en la riqueza de su vocabulario, en el propio uso de fuentes, como en el análisis a nivel comunicación.
    No te has conformado únicamente con explicar algo, sino que lo analizas desde el punto principal de este blog, lo cual le da un valor doble.

    Ante este post solo puedo poner un “pero”. Me encajaría más como una editorial de El País que como un post. Por qué pasa eso? Por la estructura de la información. No sigue la pirámide invertida, no empieza por el tema. Empieza con una prosa muy cuidada. Los lectores de blog quieren saber lo importante al principio, y si les interesa, ya bajarán. Sino, no llegarán a leerlo. Y, tal como estamos estudiando ahora, esas cosas tb son muy importantes para SEO.

    Gran trabajo, y de un tema interesantísimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s